Anabella Palacios: “El cambio climático es una oportunidad para promover la innovación”

Anabella Palacios: “El cambio climático es una oportunidad para promover la innovación”
03 Ene 2019
  • La cordobesa, experta en desarrollo económico urbano, participará de una expedición a la Antártida sólo de mujeres.
  • La ayudará a formarse en esta problemática.

La Antártida es el continente más sensible a los efectos del cambio climático. Deshielos, variaciones en la temperatura y el ascenso del nivel del mar se perciben antes allí que en el resto del planeta.

Por este motivo, cientos de científicos de todo el mundo han fijado sus ojos e instrumentos en el Polo Sur. Hacia allá zarpará el 28 de diciembre la cordobesa Anabella Palacios, en una expedición de tres semanas protagonizada por 80 mujeres. La iniciativa se llama Homeward Bound y busca crear una red de mil mujeres expertas en temáticas sustentables.

Pero Anabella no es bióloga, geóloga ni meteoróloga, sino experta en desarrollo económico urbano. “El mundo necesita construir alrededor de 94 billones de dólares en infraestructura nueva para el 2030. Más de dos tercios se realizarán en países en desarrollo y lo más probable es que sea en ciudades, porque el 66 por ciento de la población vivirá en ellas”, explica Anabella.

Y agrega: “A menos que esa nueva infraestructura sea sostenible, el mundo se encerrará en un camino insostenible con graves consecuencias para la gente que vivirá en esas ciudades”.
–¿Por qué se te ocurrió presentarte a esta iniciativa para viajar a la Antártida?

–Desde que iba al colegio me pareció interesante viajar al continente blanco y poder conocer la vida en las bases científicas. Haber sido seleccionada entre más de 300 candidatas de todo el mundo me llena de orgullo y optimismo para continuar trabajando por la sustentabilidad del planeta.

–¿Será un desafío la convivencia en el barco?

–Sí, es un barco pequeño. A partir de las dos expediciones anteriores, se han tomado algunas lecciones aprendidas y ahora todo el grupo pasará dos días en Ushuaia antes de zarpar, para conocerse mejor en un ambiente más “seguro”. El viaje hasta la península Antártica incluye pasar el Pasaje de Drake, que puede tener olas de hasta 16 metros de altura. Haremos nuestra primera parada en Elephant Island. Si no nos arrastran olas grandes, anclaremos y veremos el diminuto pedestal de tierra al que llegó el primer expedicionista de la historia de la Antártida, el británico Ernest Shackleton.

–¿Tuviste que hacer algún tipo de entrenamiento o examen físico?

–Sólo chequeos de rutina y asegurarme de llevar todos los medicamentos antináuseas que existan en la farmacia.

–¿Qué es lo que más estas esperando hacer en tu llegada a la Antártida?

–Sacar miles de fotos, porque voy a ser la fotógrafa oficial de la expedición. Y emocionarme con la belleza que tendré frente a mis ojos. Me da curiosidad saber qué sonidos se escucharán ahí.

–La mujer está subrepresentada en los ámbitos de poder y también en las organizaciones que tratan de lidiar con el cambio climático. ¿Qué podría aportar a estas negociaciones una mayor presencia femenina?

–La iniciativa de la que participo está enfocada en formar a mujeres en liderazgo debido a la poca representación a nivel mundial en puestos de alto nivel en academia, industria y en la toma de decisiones políticas. Los estilos de liderazgo de las mujeres son mejores porque han demostrado ser más transformadores, participativos e inclusivos que los masculinos.

–¿Se puede reducir el impacto del cambio climático sin frenar el desarrollo, en especial en países como India, China y Argentina?

–Sí. El cambio climático representa una oportunidad para promover la innovación y la inversión y para descarbonizar el crecimiento económico. Lograr un modelo de desarrollo que sea resiliente, inclusivo y sustentable es una de las prioridades políticas, me animaría a decir, de todos los gobiernos. Un estudio de la Ocde menciona que el paquete de políticas compatibles con el clima puede aumentar el PBI hasta en un 2,8 por ciento en promedio en el grupo de países del G-20 para 2050 en relación con la continuación de las políticas actuales.

–Hay sectores que sostienen como única salida al cambio climático reducir nuestros niveles de consumo y de crecimiento.

–Desde hace varios años los ambientalistas han adoptado una visión mucho más positiva de la oportunidad económica que representa el cambio climático. Si no podemos atraer la inversión del sector privado a la mesa, difícilmente podremos llegar a las metas que nos hemos planteado en el Acuerdo de París.
Vía lavoz.com.ar

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *