Biotecnología “cordobesa” única en el mundo: enzimas a partir de semillas de cártamo

Biotecnología “cordobesa” única en el mundo: enzimas a partir de semillas de cártamo
25 Sep 2017

Es una asociación de Porta con Bioceres. Con ingeniería genética, obtienen quimosina, una sustancia clave para la industria quesera.

GBM es su nombre y la planta de Porta Hnos sobre Camino a San Carlos, su sede: se trata de una empresa nacida de la alianza entre la compañía cordobesa y la desarrolladora de biotecnologías Bioceres y que tiene un core business muy particular y único en el mundo: la producción de enzimas a partir de semillas de cártamo.

Federico Trucco es el CEO de Bioceres y explicó a La Voz que en AGBM producen una sustancia conocida como quimosina, que usualmente se obtiene del cuajo de los terneros y luego es utilizada por la industria láctea para “cortar” la leche durante el proceso de elaboración de quesos.

La novedad inédita que lograron Porta y Bioceres es obtener esta enzima a partir de semillas de una oleaginosa de muy poca extensión en la Argentina, y que se siembra fundamentalmente en el norte del país: el cártamo.

“Utilizamos lo que se denomina “molecular farming”: en términos sencillos, a través de ingeniería genética incorporamos la quimosina a la semilla de cártamo; luego los productores siembran y cosechan esta semilla modificada y; por último, extraemos la enzima del grano. Lo que logramos es una producción más eficiente y estable. Es la única planta del mundo que hace esto”, describió Trucco.

Actualmente, en AGBM producen unos 600 mil litros al año de quimosina, sobre una capacidad instalada total que alcanza los dos millones de litros. De este dato se desprende otro verdaderamente llamativo: con la planta trabajando a pleno, AGBM es capaz de abastecer el 15 por ciento de la demanda mundial de este producto.

 Fuente: Agrovoz
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *