“Es la gente la que hace a las compañías”

“Es la gente la que hace a las compañías”
13 Sep 2019

Marta Cruz, cofundadora y directora de NXTP, ha invertido en más de 200 startups y pasó por el Foro de Capital Emprendedor.

«El emprendedor argentino tiene la capacidad de resiliencia, adaptación y de hacer mucho con poco”

Clara, concreta y puntual al momento de explicar el mundo emprendedor, pero al mismo tiempo cálida como una madre que ya todo lo entiende, y con la mirada comprensiva de una mujer paciente que ha aprendido a encontrar un lugar en el mundo de los negocios, y que ha logrado descubrir la mejor versión de ella misma.

“Para mí las mujeres empoderadas son todas las que tienen la posibilidad de identificar cuál es la versión que quieren ser de sí mismas. No hay un modelo de mujer, cada una tiene que buscar su modelo y el que le sienta mejor. Mi gran propósito en la vida es que las chicas jóvenes entiendan que no está divorciado tener un emprendimiento y pensar en hacer cosas que impacten con armar tu familia. Se pueden hacer las dos cosas”, señala Marta Cruz.

La cofundadora y directora de NXTP Labs, el fondo de capital que ha invertido en 200 startups de base tecnológica que generan impacto en Latinoamérica, pasó por Córdoba el 28 de agosto para disertar en el Foro de Capital Emprendedor organizado por la Agencia Córdoba Innovar y Emprender. Fue la primera presidenta de la Asociación de Capital Privado Emprendedor y es embajadora del Parque de la innovación de la Ciudad de Buenos Aires. Fue se leccionada como Power Women en Fintech, por Innotribe. Promueve la igualdad de oportunidades y es una fuerte promotora de la mujer emprendedora, conduciendo la iniciativa para la creación del Día de la Mujer Emprendedora en América Latina y el Caribe.

A los 24 años ya tenía tres hijos, a los 30 decidió retomar sus estudios universitarios y a los 33 comenzó una carrera laboral ascendente marcando fuertes huellas. En su camino hay algunas cuentas pendientes, por falta de tiempo, pero con un resultado exitoso no sólo en los negocios. “Cuando uno se mete en este camino tiene que saber que el equilibrio no existe, vas a estar en un desequilibrio permanente. Siempre le vas a deber algo a alguien. Una vez a tu esposo, porque no tenés tiempo, otra vez a tus hijos, porque no fuiste a algún acto escolar, a tus amigos, a tus padres porque no los llamaste, y a vos, porque no fuiste al médico, al gimnasio, etcétera. El problema es cuando siempre le debes algo a la misma persona. Hay que ir cambiando, y deber un poquito a cada uno. Hoy estoy casada hace 38 años con el mismo hombre y puedo decir que pongo la misma pasión en analizar una empresa que en la cocina haciendo budines de limón”, confesó Cruz.

Trabajo de impacto y propósito

–¿Qué significa para vos, en lo personal, estar a cargo de este rol en el que se decide dónde invertir, cómo acompañar y de qué manera llevar el crecimiento de una empresa?

–A veces me parece que no soy tan consciente. Me gusta más acompañarlas una vez que se eligió. Y hacer los contactos comerciales y el acompañamiento de capital inteligente. Claramente yo no soy una inversora financiera, sino una inversora relacional de largo plazo. Lo que me produce es una gran satisfacción. Me gusta esto de construir, sabiendo que las compañías hoy están impactando en la generación de empleo. Mis compañías han generado 5.000 empleos en toda la región y más de 500 mil en forma indirecta. Me gusta el impacto y el propósito.

–Según tu experiencia, ¿cuál es la característica del emprendedor argentino?

 

–Es la resiliencia por excelencia. Yo siempre lo comparo al emprendedor israelí, donde tienen eso que ellos llaman el hutzpa. No tiene una traducción en una sola palabra en español, sino que significa muchas cosas: es atrevido, caradura, que va siempre para adelante y que no piensa en los límites. Israel es un país con ocho millones de habitantes, amenazado permanentemente por todo su entorno, y de ahí salen las compañías más importantes del mundo que cotizan en bolsa. En Argentina no hay previsibilidad. Nunca sabemos lo que va a pasar. Cuando creemos que todo va a seguir como pensábamos, otra vez cambiamos. No digo que esté ni bien ni mal. No es una cuestión de ideología. Es la realidad. No tenemos la posibilidad de prever que algo se va a mantener por mucho tiempo en cuanto a las condiciones para el desarrollo de un negocio. Entonces eso hace que el emprendedor argentino siempre piense en global, o al menos regional. El emprendedor argentino está acostumbrado a trabajar en contextos cambiantes, se adapta, tiene la capacidad de analizar y volver a empezar. Y una cosa que es sumamente importante para destacar, sobre todo para los inversores, tiene que ver con la capacidad de hacer mucho con poco.

–¿Sigue siendo interesante invertir en emprendimientos de Argentina?

–Sí. Hay un inversor de mi fondo, mexicano, que justamente me dijo que en contextos complejos como estos es más negocio invertir que dejar de invertir. Porque uno puede encontrar oportunidades y captar y agregar valor. Sumado a que el emprendedor argentino piensa en compañías globales, simplemente Argentina termina siendo el lugar donde hago la prueba del modelo. Hago la prueba de Argentina, puedo tener recursos humanos y estar viviendo en cualquier parte del mundo. Entonces la ecuación es buena si el emprendedor tiene la capacidad de ver esa oportunidad.

–De todas las startups que has acompañado en su crecimiento, ¿cuál llamó particularmente tu atención o te sorprendió por plantear algo diferente?

–Tengo muchas. Ahora hay una compañía de nano satélites que está haciendo una disrupción tan grande que es una apuesta muy fuerte tanto del emprendedor como de todos los inversores. Puede cambiar la forma en que se lee lo que ocurre alrededor de la tierra. Está generando una constelación de nano satélite que va a poder tener una lectura de todo el planeta en términos de minutos. Se llama Satellogic. Después tengo el “Uber” de camiones en Brasil, que es un argentino que desarrolló el modelo allá. Tenemos una compañía que apoya a chicos de bajos recursos para que puedan obtener su primer empleo a través de una herramienta que es una aplicación para grabar en video sus currículums vítaes. A veces uno lee un currículum y no tiene mucho contenido porque le falta trayectoria, pero si yo veo a la persona, su compromiso y su pitch, es más atractivo para reclutar a empleados, y hoy se está vendiendo la aplicación a McDonald’s, por ejemplo, para que reclute a sus empleados. Tengo compañías de blockchain related, que están haciendo cosas maravillosas en los contratos inteligentes; y compañías de ciberseguridad, que están permitiendo bajar el fraude y proteger el capital más importante de las compañías, que es su información.

En contextos complejos como estos es más negocio invertir que dejar de invertir. Porque uno puede encontrar oportunidades y captar y agregar valor”. Marta Cruz, Managing Partner NXTP

–Frente a propuestas similares, ¿cuál es el factor que hace que te inclines por un proyecto?

–Ante una misma oportunidad de mercado, la balanza siempre se inclina por el valor del equipo. Es la gente la que hace a las compañías. Lo más importante termina siendo el equipo. Nos ha pasado con una startup donde empezaron con una idea, invertimos, no funcionó y ahora están haciendo otra cosa en la que les va súper bien. Si el equipo tiene diversidad, en general está comprobado que tiene capacidad de ser sustentable a lo largo del tiempo y obtener mejores rendimientos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *