La demanda de servicios 3D aumentó 60% en 2017

La demanda de servicios 3D aumentó 60% en 2017
19 Feb 2018

Vía Comercio y Justicia

Los profesionales de la salud entendieron sus beneficios y comenzaron a solicitar diseños e impresiones de réplicas de órganos para prácticas de cirugía, piezas odontológicas y hasta fármacos. El sector industrial también la adopta. El desafío es reunir recursos humanos capacitados.

La demanda de servicios de impresión 3D en Córdoba y en el país subió 60% el año pasado en relación al anterior, como producto del aumento del nivel de conocimiento acerca de los beneficios de esta tecnología en el sector profesional e industrial.
Así lo confirmó a Comercio y Justicia Irene Presti, presidente de la Cámara Argentina de Impresión 3D y Fabricaciones Digitales, quien agregó que han aumentado los pedidos de servicios, tanto de impresión, de diseño y de insumos.
Además de la participación en el ámbito industrial, en el que la impresión 3D ya había comenzando a hacerse notar de manera incipiente, el gran salto lo ha dado el sector profesional, de la mano de la medicina y la odontología.

“Se ha avanzado mucho en modelos para la producción de pastillas o cápsulas, combinando distintos materiales a partir de diseños creados en la computadora, tal como lo dio a conocer la Universidad Nacional de Córdoba; así como en la impresión de órganos cual tipo topografías computarizadas de un paciente, aptas para las practicas de cirugía, y -también- en modelos odontológicos”, amplió Presti, dueña de la empresa Like 3D.
Se trata de un cambio de escala, ya que tras la difusión de sus beneficios y servicios, hoy la tecnología 3D es entendida por los profesionales de la salud, quienes la adoptan, conociendo a ciencia cierta qué imprimir y con qué fin. Años atrás sólo se encontraba en etapa de Investigación y Desarrollo y -muy incipientemente- se implementaba en algunos sectores industriales.
Por ejemplo, recordó Presti, que la fábrica de lavarropas Alladio utiliza la tecnología 3D desde el año 2002 como parte de su línea de producción de tableros de encendido de sus lavarropas.

“Entendieron las ventajas en términos de precisión y ahorro de desperdicios. Los diseñan, los imprimen, los reimprimen, corrigen errores y los vuelven a diseñar, es un proceso que tarda 14 horas contra 24 días que demora el mecanizado. Además, los diseños de mecanizados pueden cometer errores con diferencias de milímetros, contra la impresión 3D, cuyos desfasajes, si los hay, se traducen sólo en micrones”, detalló la especialista.
Del mismo modo, adelantó que la automotriz Volkswagen había evaluado la posibilidad de adquirir una impresora 3D para fabricar “utilidades”, que son soportes tipos “hueveras” que sirven para colocar ciertas piezas y protegerlas de que no se rompan.
“Se trata de partes muy específicas, de ciertos tamaños y colores, para las que no existen proveedores en el mercado para fabricarlos ni disponibilidad para hacerlo en pocas cantidades. La opción 3D es ideal para pequeñas líneas de producción”, amplió.

Los proveedores de servicios en general, son pymes o profesionales independientes, abocados a la venta de servicios de diseño, de impresión y de insumos, principalmente plástico, FDM y resina, ésta última utilizada principalmente por los profesionales que demandan más niveles de detalle en el acabado como en al rubro odontológico y joyerías. Cabe destacar que un kilogramo de plástico cuesta $400, contra $1.500 del kilogramo de resina.
La hora de impresión en el mercado vale entre $80 y $150, mientras que la hora de diseño oscila entre $150 y $200. Los programas más comunes de diseño son el Blender, Zbrush, salidworks o cualquier Cad, entre otros.

Desafíos
La falta de recursos humanos especializados en el manejo de impresión 3D y diseños es hoy también un desafío para el sector. Por ello, Presti, junto a un socio de Buenos Aires, lanzó la Diplomatura en Diseño e Impresión 3D, que ya se dictó en Buenos Aires junto a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y en San Luis, con la Universidad de La Punta (ULP), siendo este año el turno de Córdoba.
“Armamos el diseño curricular, enseñamos desde cómo hacer el producto hasta el momento de la producción, pasando por la comercialización, el diseño, el uso del hardware, software y hasta proveemos los materiales”, explicó Presti.
“El paradigma de la manera de trabajar en las industrias está cambiando; entonces, es necesario empezar a formar a los chicos desde las aulas en impresión 3D, fabricación digital, realidad virtual, programación y robótica”, concluyó Presti.

El mercado

La cámara está formada por 20 empresas, grandes importadoras, fabricantes de impresoras, proveedores de servicios e insumos.

En el ámbito nacional existen seis grandes fabricantes de impresoras 3D y dos fabricantes de insumos.

Uno de los principales beneficios de la impresión 3D es el ahorro de 80% en material de descarte.

Una vía para acelerar la producción de calzados

Adidas incorporó una red de fabricación descentralizada que incluye la impresión en tres dimensiones. Reduce el tiempo y la cantidad de zapatillas requeridas para realizar un diseño.

zapatillas 3dAdidas lanzó Speedfactory, una red de fabricación descentralizada y flexible que incluye impresión 3D, capaz de reaccionar a las necesidades del consumidor.
Speedfactory reduce el tiempo y la cantidad de zapatillas requeridas para fabricar un diseño, lo que puede permitir a Adidas vender más zapatillas a precio más competitivo.
Las empresas comienzan habitualmente el proceso de diseño aproximadamente un año antes de la producción, y el lote de zapatillas a realizar es de 50.000 a 100.000 pares.
Esta red permite acortar el tiempo de fabricación de meses a un día y reducir sus lotes a tan solo 500 pares.
La línea incorporará robots y nuevas técnicas de producción, como la impresión 3D, para hacer zapatos. Con los zapatos impresos en 3D, la personalización es muy fácil de una manera asequible.
Los robots, así como las impresoras 3D y las máquinas de tricotar, recibirán un software que permite el control directo desde el programa de diseño de la computadora.
Sin embargo, la automatización en la fabricación es una práctica cada vez más frecuente entre los fabricantes de calzado. Nike trabaja con una compañía que utiliza electricidad estática para ensamblar zapatos, mientras que New Balance y Under Armour utilizan la impresión 3D para las las suelas en zapatillas de deporte.

Aplicación gratuita permite calcular costos para imprimir objetos

Una aplicación móvil y gratuita, creada por un desarrollador de software argentino, facilita calcular el costo a la hora de imprimir objetos 3D ya que ofrece un visor de modelos dinámico con información sobre sus medidas, volumen y peso.
Denominada 3D Object Viewer y habilitada para su descarga en Google Play, esta herramienta permitirá también a diseñadores y aficionados de la impresión 3D conocer de antemano si una pieza se adapta a la máquina o si debe ser modificada en sus dimensiones.
“Hay alternativas online que permiten a los usuarios conocer esta información. Pero muchas veces requieren una membresía o pagar una licencia y usar un servidor determinado”, contó Leonardo Javier Russo, creador de la aplicación.

El joven desarrolló una aplicación gratuita y de código libre para alentar a la comunidad de impresión 3D, que está en fase de expansión y mejoras continuas, destacó el joven de 32 años.
Su creación ofrece un visor de modelos 3D que, mas allá de permitir mover y rotar libremente un objeto, calcula e informa sus medidas, volumen y peso.
“Al obtener dicha información, el usuario puede determinar el costo de impresión del objeto como también saber si las dimensiones del modelo sobrepasan las medidas máximas permitidas por su impresora 3D”, explicó.

En lo que respecta al desarrollo del software, utilizó tecnología basada en WebGL para la visualización de los modelos 3D, mientras que para la carga rápida de los archivos implementó algoritmos en lenguaje Html5, lo que redujo considerablemente el tiempo de procesamiento.
“Al ser un proyecto gratuito y disponible en formato de aplicación y web, permite que un diseñador pueda consultar las especificaciones de los objetos que le soliciten imprimir o crear, sin requerir de una computadora que tenga instalada una aplicación de modelado 3D como tradicionalmente sucede”, destacó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *