La innovación abierta quiere seguir marcando diferencias

La innovación abierta quiere seguir marcando diferencias
15 Abr 2019

Con el éxito de fenómenos como Facebook, Netflix o Airbnb, las corporaciones comenzaron a entender que en la era 4.0 el éxito comercial viene de la mano de lo disruptivo con las “startups”.

La innovación abierta o corporate venture capital (CVC) es una vía rápida para llevar la innovación puertas adentro de las empresas. “En el mundo, es verdaderamente una tendencia y cerca nuestro hay países muy activos en esta dinámica, como Brasil, Chile y México”, comenta José María Rodríguez, director ejecutivo de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender. El funcionario explica que, en vías de contagiar esa tendencia, en 2018 trajeron a Bluebox –la red de aceleradoras corporativas más grande de Latinoamérica– al primer Foro de Inversiones que hubo en Córdoba.

A nivel local, para Rodríguez, “el bichito de la innovación tiene que picar primero dentro de las grandes empresas; si no, no hay nada que hacer”. En su opinión, “verdaderas relaciones o deals entre empresas y startups(empresas emergentes) todavía no se han dado”, aunque considera que se está en una etapa “bastante incipiente y muy prometedora”. En 2019, la Agencia seguirá coinvirtiendo, a través del programa Córdoba Acelera, en startups en las que el sector privado inyecte dinero.

Córdoba se mueve

Las aceleradoras Alaya Capital Partners e Incutex vienen desarrollando con firmeza el expertise que hace falta en un mercado en el que todo está por hacer.

Alaya Capital Partners trabajó el año pasado con grandes convocatorias para Naranja y Promedon, por nombrar algunas, para descubrir que, a veces, el mejor camino es salir a buscar los proyectos más adecuados a las necesidades de la corporación y no tratar de adaptarlos a esta.

“Si tenemos una muy buena relación con otros fondos y otras aceleradoras, cuando surge una necesidad puntual nos contactamos en busca de esa solución y el proyecto adecuado aparece tal vez en el portfolio de alguno de nuestros contactos”, explica Luciano Crisafulli, gerente de Operaciones.

También para Luis Bermejo, fundador y managing director, 2018 fue un año de descubrimientos: “Vimos que un camino es ir por el lado en el que nosotros somos más especialistas; hacer que las corporaciones inviertan en startups como manera de relacionarse. El otro, que también se demanda mucho, es tratar de arremangarse y ayudar a las corporaciones, a modo de consultoría, para que empiecen a innovar en contacto con las startups”. Aunque la decisión sea enfocar los esfuerzos de 2019 en la inversión, consideran que en Córdoba todavía hay más de ese segundo grupo, lo que denota que hay un cierto grado de inmadurez para entrar de lleno al modelo de la inversión corporativa.

Actualmente, la aceleradora trabaja con varias empresas de Buenos Aires que están en la búsqueda de soluciones de la mano de startups en varios sectores: insurtech (seguros), agro, logística y salud.

Colaboraciones

Incutex comenzó vinculando empresas con el mundo emprendedor y a la fecha ha logrado estandarizar su servicio de innovación abierta. “Hay incubación con convocatorias a startups para necesidades específicas de una corporación y también estamos trabajando con programas de transformación digital a partir de metodologías ágiles”, indica María Elena Provensal, directora de Operaciones, y explica que esto es porque las empresas están valorando la posibilidad de adoptar las metodologías que utilizan las startups. Son varios los proyectos que están corriendo de esa manera, incluyendo, por ejemplo, algunos con Bancor y con su empresa hermana, Santex.

La aceleradora también realiza programas específicos de scoutingpara corporaciones ya más maduras en materia de innovación abierta. Su rol, en esos casos, es actuar como nexo para establecer el vínculo y luego retirarse, con el fin último de que se produzcan asociaciones o bien inversiones.

Grandes ejemplos del trabajo ya consolidado son la primera generación de proyectos de Helacor, que arma su segunda ronda, y Garage Personal.

El primero dejó aprendizajes y productos consolidados, como el modelo de café al paso para franquicias, que ya fue validado y está por desembarcar en 250 locales de la cadena, según indica Ricardo Cortés, director de Marketing de la heladería. Para 2019, la meta serán soluciones orientadas al servicio y la logística.

El segundo, Garage Personal, es la aceleradora de startups tecnológicas que Telecom Argentina desarrolló con mentoría de Incutex. De su primera convocatoria resultaron cinco startups finalistas que trabajan en soluciones de entretenimiento, fintech, IoT, smart city y Big Data para Telecom. Garage hizo entrega del dinero a las ganadoras a comienzos de este año y el proceso de aceleración que comenzó en marzo y durará nueve meses ofrece asesoramiento para desarrollo (financiero, de mercado, de producto, entre otros) y capacitación, que les ayudará a buscar clientes dentro y fuera de la telco, sin tomar equities.

“En el futuro, la idea con estas startups y con las de próximas convocatorias es poder adquirirlas, poder ser socios de ellas o que se conviertan en proveedoras; dependiendo del caso y de qué tan grande sea el interés de la compañía en el área que desarrolla cada startup”, indica Adrián Dipietri, product manager de la nueva aceleradora.

Via La Voz

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *