Oliver, la canillera inteligente: un mal partido que jugó una buena pasada

Oliver, la canillera inteligente: un mal partido que jugó una buena pasada
08 Abr 2019

La empresa bajo el nombre de una caricatura de un pequeño jugador de fútbol de los años 90, Oliver consiste en una plataforma inteligente dotada de sensores que recolectan toda la performance del futbolista.

uego, la información es procesada por un algoritmo propio de inteligencia artificial y alojada en la nube, a la que pueden acceder mediante una aplicación móvil entrenadores físicos y jugadores.

Agustín Rozadas, cofundador de Oliver, cuenta: “La idea surgió hace unos tres años, porque uno de mis socios, José González Russo, estaba jugando al fútbol y lo gastaban porque no había corrido nada. Después de la situación donde lo toman en broma, José empieza averiguar si había alguna solución para tener datos concretos y se dio cuenta de que no había nada en el mercado. Ahí comienza el viaje de investigar hasta llegar al producto que tenemos hoy”.

Actualmente, Oliver provee la canillera inteligente, que recoge las métricas de los jugadores, a dos clubes de Córdoba, entre ellos al Club Atlético Talleres; y a dos clubes de Barcelona. Y apunta a convertirse en líder en proveedor de datos para el jugador amateur.

“Vemos al jugador amateur como un mercado clave. Hay más de 400 millones de este tipo de deportistas en el mundo que no tienen acceso a datos. Además de dar una seriedad para que el jugador pueda ir mejorando, también hay una cuestión lúdica en la que estamos trabajando para lograr una interacción entre datos del profesional y el amateur. Ahí vemos una oportunidad muy grande”, señala Agustín.

Beneficiario del programa #MásEmpresas – Institución Especializada en Apoyo Emprendedor: Endeavor. Más info en www.tryoliver.com

Via Insider

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *