“Universidades y empresas deben cooperar más entre sí”

“Universidades y empresas deben cooperar más entre sí”
14 May 2018

Vía La Voz del Interior

La consultora aboga por un entorno de colaboración de alto impacto entre las compañías. Es optimista sobre las nuevas oportunidades que abren los avances tecnológicos.

Se estima que el 65 por ciento de los empleos actuales van a dejar de existir en los próximos años, y que el 45 por ciento de los trabajadores podrían ser reemplazados por la automatizaciónde procesos.

Al mismo tiempo, las empresas se enfrentan al desafío de retener talentos y con nuevas generaciones de empleados que tienen demandas cada vez más específicas.

¿Cómo anticiparse a lo que viene? Para la especialista Elatia Abate, “la pregunta es si queremos ser Blockbuster o Netflix”.

La emprendedora y conferencista habló sobre la cuarta revolución industrial y del trabajo en el Auditorio de La Voz, en una charla organizada por Grupo Proaco y por La Voz.

–¿Cómo se preparan programas académicos en una era en la que los cambios suceden tan rápido?

–En mi experiencia, hay que desarrollarlos en vista a los próximos dos años; ya no se sabe qué va a pasar dentro de cinco. Las universidades y el mundo empresario deben trabajar mucho más cooperativamente en esos desafíos. La necesidad de formación es continua y debería funcionar a demanda; es decir, no puede esperar los tiempos burocráticos de una empresa algo que es urgente aprender para seguir con un proyecto. Ya no hay que ser empresario o emprendedor, sino empresario y emprendedor. Otro ejemplo es el concepto de la competencia. No puede seguir existiendo. Tiene que cambiarse por corporaciones que colaboren entre sí.

–¿Cómo trabajan las empresas el sentido de pertenencia ante la creciente demanda “freelance”? ¿Cómo diferenciar los momentos laborales de los que no lo son para no vivir jornadas “full life”?

–En el pasado, pensábamos como cuestiones completamente separadas el trabajo y la vida personal. Hoy ambos se mezclan y por eso es tan importante que las personas tengan trabajos que disfruten, con quienes les guste compartir y les permita ganar el dinero que necesitan. Hoy, el 70 por ciento de las personas están infelices con el trabajo que tienen. Por eso, cada vez más personas se animan a hacer de su carrera una especie de técnica de mosaiquismo, un diseño artesanal. El trabajo nos define y el sentirse cómodos con las personas que nos rodean es lo que nos lleva a “ponernos la camiseta”. Es clave para los profesionales lograr ese objetivo, porque en el futuro esa separación va a ser aún más borrosa. Las personas han cambiado y también los espacios de trabajo. Hay tareas, sobre todo las relacionadas a creatividad e innovación, que no deben ni pueden hacerse encerrados en las cuatro paredes.

–Hay mucha especulación sobre un futuro oscuro, con la tecnología quitándonos trabajo en lugar de estar a nuestro servicio. ¿Cuál es su visión?

–Donde muchos ven riesgos y amenazas yo veo oportunidades. Blockchain va a generar democratización de información y eso abre muchísimas puertas. En ese rubro, el 97 por ciento de los profesionales son hombres. Yo quiero trabajar para que también las mujeres estén ahí, y que tengamos más oportunidades. Internet de las cosas también va a abrir un abanico de posibilidades y muchas personas van a ingresar al mercado con puestos relacionados con la tecnología. La revolución va mucho más rápido que las personas, pero en algún momento se llega nuevamente al equilibrio.

Futuro del trabajo, una especialidad de hoy

Abate da clases de altos estudios en EE.UU. y Canadá.

Creatividad e innovación. Elatia Abate vive en Chicago, pero recorre el mundo dando charlas y conferencias. Comenzó su carrera en Anheuser-Busch InBev y pasó por otras grandes corporaciones. Se especializó en el futuro del trabajo, el diseño de carreras y la construcción de una cultura empresarial que gira alrededor de la creatividad y la innovación. Es docente en los departamentos de Estudios Continuos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) y de la Universidad de Toronto (Canadá).

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *