Valle de Chuto, excelencia en cerveza artesanal

Valle de Chuto, excelencia en cerveza artesanal
17 Oct 2018

La historia de Valle de Chuto tiene condimentos familiares, pasión por la cerveza y varias apuestas acertadas. Por eso, a pocos meses de lanzarse, sobresale en el mercado.

Todo comenzó en la localidad de Villa de Soto al noroeste de la provincia de Córdoba, en los años 30’, cuando un piamontés llamado Carlos Calandri junto a su hijo Kelo vieron en la naturaleza de la zona, un lugar excepcional para el desarrollo de su pasión, la apicultura. La producción de los productos apícolas continúa hasta la fecha, con el trabajo de su linaje; hoy sus bisnietos, vieron la misma naturaleza y la pensaron para otro rubro, el de la cerveza artesanal.

La visión se convirtió en proyecto por principios del 2017, donde un sector “del galpón” apícola que quedó en desuso es hoy donde se cocina la cerveza autóctona del noroeste cordobés. Los jóvenes Miguel Ángel Calandri (35) y Juan Pablo Calandri (29), en conjunto con su amigo Simón Diaz Cappetto (27), comenzaron a ver materializar su sueño de tener una fábrica de cerveza.

Hoy la Cerveza Valle de Chuto, llamada así en alusión al cacique comechingón que comenzó a poblar la zona por el siglo XVI, del cual, según la alegoría popular, viene el nombre de la ciudad que los vio nacer, Villa de Soto.

Hoy cuentan con un sistema de producción que puede llegar a alcanzar los 6000 litros mensuales, de sus distintas variedades de cerveza: Golden Ale, Stout, Brown Ale y Kölsch con miel.

Es así como, en agosto del 2018, salió por primera vez al mercado esta joven cerveza que busca de superarse día a día. El agua que se utiliza en el proceso de cocción es extraída del Rio San Guillermo, que baña las horillas de esta hermosa localidad de nuestra provincia, esta tiene las características químicas óptimas para la obtención de un producto de alta calidad y 100% natural.

Equipo emprendedor

Juan Pablo Calandri. 29 años.

Próximo a casarse con Gabriela Giubanni, tiene una hija, de profesión abogado y por las tardes vuelca su pasión en lo que comenzó como hobby, la cocción de cerveza artesanal. Uno de nuestros brewmasters, viene preparando las recetas de hace años.

Miguel Ángel Calandri. 35 años.

Casado con Marina Bordon (nutricionista y directora técnica de la cervecería), con 4 hijos, abogado de profesión y apicultor de gran experiencia, comerciante y cervecero. Encargado de la parte comercial del complejo apícola, aplica toda su práctica en este nuevo proyecto.

Simón Diaz Cappetto. 27 años.

Amigo y vecino de los Calandri desde la infancia, de familia de comerciantes, constantemente en capacitación, busca la perfección en cada detalle, se encarga de los sistemas de elaboración, finalizado y packaging, brewmaster en constante evolución que busca explorar nuevos sabores y darle a su cerveza la impronta del norte cordobés.

En conjunto

Valle de Chuto cuenta con el acompañamiento de la Incubadora del Noc, una organización que busca apoyar, promover y acompañar emprendedores del noroeste cordobés en las etapas tempranas o de gestación de sus emprendimientos.

image.png

En conjunto con la Agencia Córdoba Innovar y Emprender, la Incubadora busca articular el esfuerzo público y privado para brindar beneficios a los emprendedores: capacitación, asesoramiento, apertura de mercados y generación de redes de contactos. Actualmente, se prepara un proyecto para la compra de barriles y equipamiento para ofrecer la cerveza Valle de Chuto en forma de chopp, para eventos y bares.

Contacto: Balcarce 870-Villa de Soto Tel: (03549) – 480403

Instagram: cervezachuto / Facebook: cervezachuto

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *