Corporate venture: más de 2 mil startups se relacionan con grandes compañías

Corporate venture: más de 2 mil startups se relacionan con grandes compañías
14 Ago 2018

Más de dos mil startups se vinculan con grandes empresas en Latinoamérica, según el primer reporte de corporate venturing realizado por el Programa de Desarrollo Emprendedor (Prodem) y apoyado por Wayra, el área de innovación abierta de Telefónica. La investigación “Grandes Empresas + Startups = ¿Nuevo Modelo de Innovación?”, indicó que Brasil lidera el ranking de relacionamiento entre corporaciones y startups, con 64 iniciativas, seguido de Chile (28), México (24) y Argentina con (23).
“El trabajo es fundamental porque reveló que en la región hay al menos 155 grandes empresas haciendo corporate venturing, entendido como un modelo de híbrido de innovación que combina los esfuerzos internos de las empresas por innovar con herramientas para trabajar con terceros en innovación abierta, en este caso startups, que pueden ser inversión, incubación, aceleración o colaboración, entre otras”, señala Claudio Barahona, country manager para Chile de Wayra.
Según el reporte, las grandes compañías que se están relacionando con empresas emergentes pertenecen principalmente a las industrias de ecommerce y tecnología, en 18,4%; seguros y sector financiero (16,2)% y empresas de telecomunicaciones (11,8%), pero también desde sectores productivos más tradicionales están avanzando en la materia.

“El ecosistema latinoamericano es muy joven aún, pero ha crecido rápidamente en los últimos años. Detectamos que este fenómeno no está solamente ligado a las grandes firmas tecnológicas internacionales, sino que también hay grandes empresas locales que se están vinculando con empresas digitales en etapas tempranas, porque muchas veces encuentran, en este tipo de alianzas, vías más rápidas y eficientes para innovar, sobre todo en aquellos aspectos que las grandes corporaciones son menos ágiles”, afirma Hugo Kantis, director de Prodem y autor del estudio.

Resultados

Se identificaron 183 iniciativas entre las herramientas y actividades de corporate venturing que están utilizando las corporaciones en América Latina, en las que destacan la aceleración e incubación de startups, en 49,6%; hackatones y acuerdos de colaboración entre emprendedores y corporaciones, ambas con 38,1%; inversión por medio de fondos de riesgo corporativos en 30,9% y disposición de espacios de coworking con 24,5%. “Hay empresas que utilizan varias herramientas de vinculación, como hay otras que tienen sólo una. Es importante señalar que las grandes empresas y también las startups se están dando cuenta que esto no es sólo un tema de imagen o marketing, pues del total de iniciativas, sólo 10% lo hace por responsabilidad social empresarial y sólo cuatro por ciento, por un tema de posicionamiento de marca”, asegura Kantis.

El caso Wayra

“Nuestra estrategia apunta a vincularnos con startups innovadoras que poseen soluciones digitales que puedan generar eficiencias internas para la compañía o transformarse en nuevos productos de Telefónica que permitan impactar positivamente a nuestros clientes y mejorar la vida diaria de las personas. En los casos que vemos una oportunidad de alto potencial, acompañamos la alianza de negocios con una inversión en la startup”, asegura el country manager de Wayra.
“El objetivo es que las partes involucradas vean que es un buen negocio el trabajar juntos: Telefónica puede tener nuevos servicios digitales y los emprendedores pueden tener como partner a una de las mayores empresas de telecomunicaciones en el mundo”, comenta Barahona.
Por su parte, según Kantis, esta investigación es parte de una serie de esfuerzos que están realizando para levantar información sobre corporate venturing en América Latina: “Éste es un primer paso que queremos complementar con información de más países y más iniciativas de otras corporaciones, dado que este es un fenómeno muy dinámico y que va cambiando año a año”, señala.

De la misma forma, asegura que no existe una receta única para el corporate venturing, pero la comparación entre los países debe hacerse bajo una óptica que considere ciertos factores. “Hay que tener en cuenta el grado de madurez del ecosistema. No es lo mismo evaluar un país que tiene óptimas condiciones económicas, y políticas proemprendimiento e innovación con otro que está en una fase de desarrollo más incipiente. Para que los programas tengan un mayor impacto, las corporaciones deben establecer objetivos claros y compromisos concretos. No se trata de lanzar un programa de este tipo sólo por estar al día con las tendencias de la industria. Se trata de una necesidad para la gran empresa y también para los emprendedores”, afirma el especialista.

Corporate venturing: claves para el éxito

Para el diseño del programa: definir objetivos claros en el trabajo con startups y tener en cuenta el grado de madurez del ecosistema.

Saber escalar la operación: los niveles de compromiso de las empresas pueden ser graduales pero también deben ser crecientes a partir de la situación de partida.

Alinear el trabajo con startups y la estrategia organizacional, estableciendo métricas sobre la gestión para poder evolucionar el programa.

Actuar con autonomía operacional: una organización que trabaja con startups requiere de agilidad, flexibilidad y estilo emprendedor, algo de que, por definición, la corporación suele carecer.

Crear mecanismos de enlace entre la empresa y el programa: es clave para facilitar el apalancamiento de recursos organizacionales. Eso permite desarrollar una propuesta de valor beneficiosa para los emprendedores.

Actuar proactivamente dentro del ecosistema para captar startups potentes y preparar a los emprendedores para trabajar con una gran empresa.

 

Vía Comercio y Justicia

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *